#Receta | Llandeta o Cruet de pescado

Ingredientes para 4 personas

1 bonito de unos 800 gr,  galeras, 3 patatas, 2 cebollas, 3 tomates medianos maduros, 1 cabeza de ajos, 3 tomates secos, perejil en rama, pimentón de hojilla, sal, agua y aceite de oliva.

Elaboración

La “Llandeta o Cruet”, palabras valencianas, es un plato típico de pescadores que se elabora mucho en la zona de Dénia, Xàbia y otras poblaciones costeras. Antiguamente se hacía con el pescado que se había pescado en el mismo día.

Las denominaciones populares de los nombres antiguos que se les daban a los platos son curiosas y tienen su sentido. El nombre de “Llandeta”, le viene porque antiguamente se preparaba en una bandeja de “llanda” (lata) y el de “cruet” (crudo) porque se cocina poniendo todos los ingredientes en crudo.
Plato sencillo y rápido que reunía a la familia o amigos alrededor de la mesa.

Lo primero que hay que hacer es proveerse de un buen pescado para cocinar. Ante la reciente inauguración de la nueva tienda en Xàbia de Supermercados masymas, allá que me fui a visitar el nuevo supermercado. La tienda es una verdadera pasada. Y en la pescadería me encontré con caras conocidas y de confianza.

Pescadería de masymas

Un escaparate espectacular y a precios muy competitivos. En el mostrador me fijé en un bonito, y me atendió el amigo Juan que de pescado de barca sabe un montón, que conoce de mis gustos. “Voy a hacer un “cruet” y me llevo el bonito”, le dije. “Es de la lonja de Xàbia”, me apuntó, aconsejándome unas galeras que están en temporada para rematar. Pescado arreglado por manos expertas, y de allí… a la cocina.

Pescado de la lonja de Xàbia

Una bandeja de horno (llanda) que embadurnamos su fondo con un buen aceite de oliva.
Pelamos y cortamos las patatas en láminas no demasiado finas y las repartimos como fondo en la bandeja.  Colocamos las rodajas del bonito (se puede usar cualquier otro pescado) dándole un golpe de sal. La cabeza la reservo. Pelamos las cebollas y cortamos en rodajas finas que repartiremos sus aros por encima. Pelamos los tomates y cortamos también por encima. Los ajos, con piel les damos un golpe y repartimos los gajos metiéndolos entre los vacíos que se hayan formado en la bandeja. El perejil finamente cortado lo esparcimos por encima. Los tomates secos que hemos hidratado previamente en agua también los colocamos.

Repartimos las galeras, no antes sin haberles cortado con unas tijeras las esquinas para no pincharnos los labios al ponérnoslas en la boca. Ahora con una cuchara repartimos una buena dosis de pimentón de hojilla por encima esparciéndolo que escampe. Un vasito de agua y el medio donde hemos hidratado los tomates secos, y regamos con un fino hilo de un buen aceite de oliva, procurando que moje sobre el pimentón. Un poco de sal por encima. Todo en crudo (cruet). Al horno precalentado a 180º, 20 minutos justos.

Llandeta de pescado

El hecho de ponerle tomate seco es para acordarnos de los viejos sabores. Antiguamente hasta bien entrado el verano no había tomates como ahora que los hay todo el año. Se usaban los de colgar que se habían guardado y era muy frecuente poner en los guisos los tomates que en verano se habían secado al sol.

¿Hacemos un trato?

A cambio de tu email, te enviaremos regularmente contenidos siempre mediterráneos.
¿Aceptas? ¡Suscríbete!



En cumplimiento del artículo 5 de la Ley 15/1999, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se le informa que la recogida de datos tendrá como finalidad única la comercial. Igualmente le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición establecidos en dicha Ley contactando con nosotros a través de nuestro correo electrónico.