El pan: ¿tostado o sin tostar? #DilemasMediterráneos

Cuando tenemos dolor de barriga o sufrimos algún proceso gastrointestinal; cuando nos gusta desayunar pan pero no somos de almorzar un bocata; cuando hemos tenido una comida copiosa y nos apetece cenar algo ligero. Son muchos los momentos en los que preferimos tostar el pan en vez de comerlo tal y como lo compramos, es decir, horneado.

Si nos asomamos a un bar a la hora del almuerzo encontraremos a muchos clientes eligiendo un bocadillo. En cambio, si nos asomamos a una cafetería a la misma hora, la preferencia será mayor por las clásicas tostadas con aceite.

Típico desayuno de cafetería

Muchos desayunos incluyen el pan tostado

¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué a veces nos decantamos por el pan tostado? ¿Es una simple costumbre o tiene algún fundamento nutricional? Realmente no existe ninguna diferencia entre las propiedades nutritivas que contiene el pan sin tostar comparado con el tostado. Las calorías, por ejemplo, son las mismas: pase o no pase por la tostadora. Los hidratos de carbono también se mantienen. Nada cambia. Nada, excepto un elemento.

El pan está muy presente en la dieta mediterránea

El agua es el único elemento que pierde el pan al ser tostado

¿Cuál es ese elemento? El agua. Al tostar el pan lo que hacemos es eliminar el agua que contiene. Al carecer de ella, el pan se deseca. Esa es la verdadera -y única- transformación que se sufre al tostarlo. Por eso se conserva mucho más tiempo, porque pierde la humedad.

Así que bien sea tostado, bien sea sin tostar, lo indiscutible es que el pan es un componente fundamental de la dieta mediterránea. De hecho, se encuentra en la pirámide alimentaria junto a las pastas y los cereales. Es un nutriente que no debe faltar en cualquier dieta porque aporta minerales, aminoácidos, hidratos de carbono, fibra, vitaminas…

Ahora sois vosotros los que debéis elegir y resolver este “dilema mediterráneo” .

¿Hacemos un trato?

A cambio de tu email, te enviaremos regularmente contenidos siempre mediterráneos.
¿Aceptas? ¡Suscríbete!



En cumplimiento del artículo 5 de la Ley 15/1999, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se le informa que la recogida de datos tendrá como finalidad única la comercial. Igualmente le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición establecidos en dicha Ley contactando con nosotros a través de nuestro correo electrónico.