La alcachofa

La alcachofa es una planta que pertenece al género “Cynara” procedente de Egipto y distribuida por todo el Mediterráneo.

La planta de la alcachofa puede vivir varios años gracias al sistema radicular que posee, que acumula reservas para que brote cada temporada. Está formada por varios tallos sobre los que aparecen las alcachofas, que son inflorescencias inmaduras, antes de abrirse.

Además de ser una fuente excelente de calcio y fósforo, contiene minerales como potasio, hierro, magnesio y zinc. También aporta vitaminas, y destaca su gran poder depurativo ya que elimina sustancias de desecho del organismo.

La alcachofa es un alimento que se puede degustar de muchas maneras  diferentes: asada, a la plancha, frita, cocida o cruda. Se puede acompañar con guarnición o servir de acompañamiento, porque combina tanto con carne como pescado, verduras, arroz…

TIPOS DE ALCACHOFA

Aunque todos los tipos de alcachofa son igual de saludables y aportan los mismos nutrientes, existen variedades diferentes:

  • Variedades híbridas: Se denomina la alcachofa de verano. Se recogen hasta entrado noviembre normalmente y su forma es redondeada y con toques violetas en la base de las hojas. Su tamaño varía desde pequeño hasta muy grande. Se cultiva principalmente en Granada.
  • Variedad Blanca de Tudela: Es la más cultivada, sobre todo en Navarra y Castellón. Tiene forma alargada oval y es muy compacta, con sus hojas verdes muy apretadas. Se produce mayormente durante la primavera en zonas frías.
  • Variedad violeta: De fruto corto pero de buen tamaño y forma cónica. Lo más característico es la tonalidad violeta que cubre sus amplias hojas.

PROPIEDADES DE LA ALCACHOFA

La alcachofa es mucho más que un alimento sabroso y con muchas opciones ya que posee importantes propiedades:

  • Depurativa: tiene propiedades depurativas y efecto diurético. Es perfecta para evitar la retención de líquidos.
  • Anti-grasas: Favorece la digestión de las grasas y la eliminación de toxinas.
  • Buena para el hígado: Esta es una de sus propiedades más destacadas. La alcachofa posee la capacidad de regular la formación y salida de bilis.
  • Digestiva: Es rica en fibra por lo que su consumo proporciona sensación de saciedad y actúa como ligero laxante favoreciendo el tránsito intestinal y previniendo el estreñimiento.
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos: Este efecto se debe a la presencia de cinarina, una sustancia que actúa ayudando a disminuir el colesterol.

 

TRUCOS Y CONSEJOS

  • A la hora de elegir la alcachofa más tierna, escoge la que esté más cerrada y pese más.
  • Para conservarlas lo ideal es guardarlas en lugares frescos o en un recipiente o bolsa cerrados y meterlas en la nevera.
  • Recuerda que si no quieres quedar con las manos negras, mejor pelarlas y cortarlas con guantes.
  • Si se han puesto un poco negras se pueden sumergir en agua con limón y perejil.
  • Para rebajar la amargura de las alcachofas se puede optar por poner una cucharada de azúcar en el agua mientras se cuecen.

¿Hacemos un trato?

A cambio de tu email, te enviaremos regularmente contenidos siempre mediterráneos.
¿Aceptas? ¡Suscríbete!



En cumplimiento del artículo 5 de la Ley 15/1999, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se le informa que la recogida de datos tendrá como finalidad única la comercial. Igualmente le informamos que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición establecidos en dicha Ley contactando con nosotros a través de nuestro correo electrónico.